SÍGUENOS
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias.
9 / Mayo

Los geotextiles se usan en la construcción de carreteras para estabilizar las capas de debajo del pavimento formando una base estable más duradera y asegurando la capacidad de carga de la carretera. Se han venido utilizando desde los romanos, que fueron los primeros en utilizarlos y desde entonces han sido usados y mejorados. Están diseñados para resistir tensiones estáticas y dinámicas, impedir la penetración del agua superficial y  prevenir y reducir las grietas. También se usan en los arcenes para asegurar la separación y la estabilidad entre el subsuelo y los materiales de construcción añadidos a la carretera. Más lejos de su uso en este post os daremos las directrices para instalar geotextiles sin problemas.

A la hora de seleccionar el geotextil a utilizar para las carreteras se deben tener en cuenta varios factores medioambientales. El suelo tendrá mucho que ver ya que dependiendo de su composición y capacidad para soportar cargas serán críticos para la decisión. Las condiciones habituales del tiempo y la cantidad de carga de tráfico que vaya a soportar también influirán de manera decisiva. También es importante la dirección en al que coloquemos el material, ya que se deberán seguir y respetar las especificaciones del fabricante.