SÍGUENOS
BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias.
9 / Julio

Uno de los problemas de vivir cerca de una zona costera es el deterioro que el terreno sufre. Gracias a los geotextiles no tejidos podemos paliar estos efectos de la naturaleza y mantener el terreno libre de la erosión. Por tanto los geotextiles se pueden emplear a modo de protección, protegen la línea litoral, su flexibilidad y permeabilidad  aseguran la resistencia al impacto de las olas y las corrientes, previniendo la erosión y la pérdida de finos de forma efectiva y respetuosa con el medio ambiente.

Los usos de los geotextiles en zonas costeras son la generación de núcleos de dunas de arena, humedales y otros hábitats; además de escolleras, diques y espigones, estructuras submarinas y hasta elevar islas nuevas desde el fondo del agua.

Mediante las olas, el mar puede penetrar en el terreno desplazando el terreno superior hacia abajo, haciendo que se derrumbe. El geotextil, aunque tenga un aspecto frágil, no es algo que se pueda desplazar de manera fácil, es un material muy rígido y duro. Si las olas del mar actúan con violencia contra el litoral, se encontrarán con el geotextil que hará que sean repelidas con fuerza.

Cumple una función de filtrado, impidiendo que la arena que está colocada detrás pueda filtrarse con el rompeolas y que se moje por lo que actúa como una barrera física para que la arena se mantenga en su sitio.

La capa de geotextil que apliquemos debe ser fijada al suelo tanto en la parte superior como en la parte inferior que queda cubierta por el mar. Debemos ser muy cuidadosos en su fijado ya que en caso contrario el material puede llegar a deteriorarse o incluso a desprenderse por lo que ya no podría hacer uso de sus cualidades como si lo hubiéramos anclado correctamente.

En diversos lugares se utilizan para crear rompeolas para evitar posibles daños en el litoral o en playas donde se pueden producir situaciones peligrosas por la corriente del agua. En playas también son utilizados para fijar y hacer crecer dunas en lugares determinados.

Los geotextiles ayudan a prevenir desastres y contribuyen a contrarrestar los efectos que tiene la naturaleza sobre los terrenos limítrofes con el mar por lo que están siendo muy utilizados en los últimos tiempos en obras de macroingeniería a nivel marítimo. Los geotextiles han sido utilizados en obras de ingeniería marítima tan importantes como el nuevo canal de Panamá o las islas Palm en Dubái, en este último se ha puesto una capa de geotextil por todo la línea de litoral, más de 45 kilómetros de costa que está siendo protegido gracias a los geotextiles.

Si tienes cualquier consulta sobre geotextiles no tejidos no dudes en contactar con nosotros en info@texdelta.com

contactoboton3