22 / abril

Geosintéticos en el proceso de impermeabilización de muros enterrados

Las estructuras enterradas se instalan dentro del suelo, atravesando la superficie de falla y con capacidad de resistir esfuerzos a flexión y cortante. Estas estructuras suponen uno de los más complejos retos para su impermeabilización, no solamente por la dificultad en cuanto a su emplazamiento, sino debido a la dificultad para acometer intervenciones posteriores tras la finalización de la obra. También es importante tener presente que los materiales utilizados en la construcción de este tipo de muros o estructuras tienen una porosidad y composición en la que se requieren proyectos de impermeabilización y por ello el uso de diversos tipos de materiales geosintéticos.

Las estructuras enterradas se instalan dentro del suelo, atravesando la superficie de falla y con capacidad de resistir esfuerzos a flexión y cortante. Estas estructuras suponen uno de los más complejos retos para su impermeabilización, no solamente por la dificultad en cuanto a su emplazamiento, sino debido a la dificultad para acometer intervenciones posteriores tras la finalización de la obra. También es importante tener presente que los materiales utilizados en la construcción de este tipo de muros o estructuras tienen una porosidad y composición en la que se requieren proyectos de impermeabilización y por ello el uso de diversos tipos de materiales geosintéticos.

Este nuevo artículo va a tratar sobre la impermeabilización de muros enterrados a través de materiales geosintéticos.Los muros enterrados presentan las siguientes ventajas en las construcciones:

  • Pueden ser construidos con un mínimo de excavación
  • El área que ocupa es escasa
  • La estabilidad del talud apenas se afecta por su construcción

El diseño de la impermeabilización de los muros enterrados debe diseñarse según las características propias de cada obra, ya que en caso de intervención posterior, la reparación sería costosa. Por lo tanto estas soluciones de impermeabilización deben cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Resistencia al asentamiento del terreno, pequeños temblores etc.
  • Resistencia al efecto de las raíces, en el caso de que el geosintético sea para terrenos ajardinados.
  • Resistencia frente al ataque de soluciones ácidas y básicas como el agua en el terreno.
  • Resistencia al paso del tiempo.
  • Resistencia a la expansión del vapor de agua.
  • Resistencia al punzonamiento durante y después de la instalación en el muro enterrado

Este tipo de emplazamientos son susceptibles de ser afectados por fenómenos del agua, soluciones salinas u otras sustancias agresivas. Existen cuatro tipos de humedades que pueden darse en los muros enterrados:

  • Humedades de capilaridad. Se produce por la subida del agua del terreno a través de los materiales del muro enterrado. Este tipo de humedad se da debido al efecto de tensión superficial entre la superficie con la que entra en contacto el agua.
  • Humedades de bajo nivel freático. Este fenómeno ocurre debido a la elevada permeabilidad de aquellos materiales con espacios vacíos en su interior
  • Humedades a la filtración. Al igual que las humedades por nivel freático, este tipo de humedad, también se debe al efecto de presión hidrostática a consecuencia de la penetración del agua en el terreno.
  • Humedades de condensación. Este fenómeno se produce en la condensación del vapor de agua sobre los muros y cubiertas enterradas sobre determinadas condiciones de temperatura, humedad relativa, presión…

Con tal de prevenir este tipo de problemas, se empleará el uso de geosintéticos que eviten problemas de impermeabilización. En Tex Delta somos fabricantes de geosintéticos que reúnen todas las cualidades para el drenaje de todo tipo de estructuras enterradas o como en este caso, muros enterrados. A continuación se detalla un listado con los geosintéticos disponibles para el drenaje de muros enterrados.

GEOSINTÉTICO DLT DREN. Se trata de un producto en forma de huevera formado por una lámina nodular de polietileno de alta densidad (PEAD) y con una altura de módulo de 8 mm. Los nodos permiten formar canales por los que puede discurrir el agua. La instalación de este tipo de geosintético en el drenaje elimina la presión hidroestática, reduciendo el empuje y aumentado la impermeabilización. Presenta varias ventajas como la ventilación entre el muro y el terreno, la resistencia a los agentes químicos y a los agentes del humus, no se pudre y es respetuoso con el medio ambiente.

GEOSINTÉTICO DLT DREN G. Es un material en forma de huevera formado por una lámina nodular del polietileno de alta intensidad con un geotextil adherido cuya función principal es favorecer la filtración y soluciones posibles problemas de humedades en muros enterrados. Tiene una resistencia de  200 kn/m2.

GEOSINTÉTICO DLT DREN +G10. Este material es una lámina de 10 mm nodular de polietileno de alta intensidad (PEAD) en el que se adhiere un geotextil de polipropileno y que favorece el drenaje en estructuras enterradas. Tiene una resistencia de 400 Kn/m2. Este geosintético es válido tanto para impermeabilizar drenajes horizontales como verticales.Entre sus ventajas destacala rapidez y facilidad en cuanto a la instalación, respetuoso con el entorno, no presenta putrefacción, y es resistente a las agresiones químicas y ácidos.

GEOSINTÉTICO DLT DREN 20. Igual que los geosintéticos anteriores pero con la particularidad de que su resistencia es de  400 Kn/m2

GEOTEXTIL DE BENTONITAFormado por dos geotextiles cosidos entre sí y que encapsulan bentonita, este geosintético, es un producto innovador y altamente impermeabilizante. La bentonita es un material arcilloso de origen volcánico que al entrar en contacto con el agua, se expande. Su principal función es la de impermeabilizar extensiones subterráneas.

 

Para más información, precios y modalidades de geosintéticos no dudes en contactar con nosotros en info@texdelta.com


  • 0
  • COMENTARIOS

SÍGUENOS

BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias.