29 / mayo

Geosintéticos en techos verdes o cubiertas vegetales

Se denominan techos verdes o cubiertas ajardinadas los techados vegetalizados de ciertos edificios, normalmente en zonas urbanas. Están consideradas como un bien preciado, un nuevo espacio de esparcimiento y de ocio que contribuye a mejorar la vida de las personas y del entorno. Cada vez son más las nuevas construcciones o edificios ya construídos que apuestan por este modelo arquitectónico y que dotan a las ciudades pequeños oasis.  Existen dos tipos de cubiertas ajardinadas, a saber; extensivas o intensivas según la profundidad del medio de cultivo así como del grado de mantenimiento requerido por las especies vegetales instaladas. Instalar una cubierta verde reporta ventajas tanto económicas como ecológicas de tener instalado un techo verde o cubierta vegetal en una edificación:

Se denominan techos verdes o cubiertas ajardinadas los techados vegetalizados de ciertos edificios, normalmente en zonas urbanas. Están consideradas como un bien preciado, un nuevo espacio de esparcimiento y de ocio que contribuye a mejorar la vida de las personas y del entorno. Cada vez son más las nuevas construcciones o edificios ya construídos que apuestan por este modelo arquitectónico y que dotan a las ciudades pequeños oasis.  Existen dos tipos de cubiertas ajardinadas, a saber; extensivas o intensivas según la profundidad del medio de cultivo así como del grado de mantenimiento requerido por las especies vegetales instaladas. Instalar una cubierta verde reporta ventajas tanto económicas como ecológicas de tener instalado un techo verde o cubierta vegetal en una edificación:

Ventajas económicas de las cubiertas vegetales:

  • Mejor conservación de la cubierta del edificio. Gracias a la instalación de la capa vegetal, la infraestructura de la construcción, se conserva mejor.
  • Retención del agua. Las cubiertas vegetales son capaces de retener hasta el 90% del agua precipitada. Gran parte de esta agua se evapora y el resto fluye a los sistemas de desagüe. De esta forma, se reduce la dimensión de los conductos y se reducen costes de desagüe.
  • Ahorro económico. Dado que la capa vegetal aísla térmicamente el edificio, en condiciones de altas o bajas temperaturas la acción del techo verde suaviza la temperatura del interior del habitáculo. De esta forma el coste energético de aclimatar el sitio es menor.
  • Uso para fines lúdicos. Tener una cubierta vegetal en lo alto de un edificio abre la posibilidad de establecer zonas de ocio, jardines, parques infantiles e incluso áreas deportivas.
  • Aíslan acústicamente. Dado su estructura, mejoran los espacios interiores reduciendo hasta 8 db el impacto acústico. En este sentido, son perfectas para edificios ubicados en áreas con contaminación acústica.

Ventajas ecológicas:

  • Mejora el ambiente urbano. Se encargan de reducir el calentamiento atmosférico, humedecen el ambiente de forma que se crea un clima más agradable.
  • Disminuye la contaminación. Los techos verdes actúan de forma en forma de filtro y retienen los elementos tóxicos, con lo cual, se retiene la contaminación en la atmósfera. De la misma forma, la tierra o sustrato, filtra el agua de la lluvia reduciendo en ella las sustancias nocivas.
  • Espacio vital para las personas. Cada vez son menos los espacios verdes ubicados en zonas urbanas. La colocación de cubiertas vegetales representan espacios positivos para la salud y vitalidad de las personas.
  • Están fabricados por materiales reciclados. Los componentes de drenaje de los techos verdes, están fabricados a base de materiales reciclados, como el polietileno o el caucho, de forma que contribuye a generar un menor impacto en el medio ambiente.
  • Aportación de la vegetación. La vegetación instalada cumple varias funciones en la cubierta vegetal  como sombra, protección al viento, resistencia al fuego o biodiversidad.

En este sentido ya son diversos países entre ellos Francia los que han incluido normativa según la cual ciertas construcciones deben incluir por ley éstas cubiertas vegetales. En 2015 el parlamento francés aprobó una normativa según la cual los tejado de las nuevas edificaciones construidas en zonas comerciales deben estar cubiertas por un techo verde y placas solares, esta normativa tiene como objetivo reforzar la eficiencia energética del país.

Del mismo modo que una cubierta verde genera múltiples ventajas, la utilización de materiales incorrectos o una mala ejecución en la  instalación puede causar serios problemas como filtraciones y por lo tanto, incrementos en el coste económico. Para paliar este tipo de situaciones, se emplea el uso de materiales geosintéticos.  En Tex Delta somos fabricantes de geosintéticos diseñados para impermeabilizar techos verdes. En concreto contamos con los siguientes productos:

  • GEOSINTÉTICO DLT DREN. Material compuesto por polietileno de alta densidad (PEAD) y con una altura de nódulo de 8 mm. Se encarga de eliminar la presión hidroestática, reduciendo el empuje y de esta forma incrementando la impermeabilización.
  • Geosintético DLT DREN G. Se trata de un material en forma de huevera formado por una lámina nodular con una altura de 8 mm y de polietileno de alta intensidad (PEAD). Además, incorpora adherido un geotextil de polietileno que favorece la filtración y mejora del drenaje del agua. Este geosintético en particular presenta una resistencia de 200 kn/m2
  • Geosintético DLT DREN 20 P. Consiste en una lámina impermeabilizante perforada y nodular de polietileno de alta densidad (PEAD). Tiene una altura de nódulo de 20 mm y una resistencia de 150 kn/m2.
  • GEOSINTÉTICO DLT DREN +G10. Es un material formado por una lámina drenante nodular de 10 mm. Al igual que con los geosintéticos anteriores, se fabrica a base de PEAD o (polietileno de alta densidad) adherido con un no tejido o geotextil para ayudar a la filtración y mejorar el drenaje en estructuras enterradas en las que es requerida una mayor resistencia a la compresión. Este tipo de geosintético presenta una resistencia de 400kn/m2.

Instalación de geosintéticos en una cubierta vegetal

  1. Preparación del espacio de instalación de la cubierta

Antes de colocar cualquier material, los operarios deben limpiar toda la superficie donde se vaya a instalar el techo verde. Este paso es muy importante con tal de evitar futuras perforaciones en la capa impermeabilizante. También se deberá realizar un exhaustivo control de aquellos puntos de tareas especiales como cañerías o ventilaciones. Asimismo, se instala un revestimiento de techo en el perímetro para evitar la infiltración de agua en los bordes del edificio. También, se construyen muros de baja altura (aproximadamente 25 cm de alto) para el límite de la cubierta verde en los sectores que no corresponden a bordes ya existentes. En estos muros bajos, se situarán las divisorias del agua de las pendientes de escurrimiento de lluvia.

  1. Fase de impermeabilización

En este segundo paso, se instala el material geosintético impermeabilizante por termofusión con soplete eléctrico automático y manual según convenga según requerimiento de obra. Las rejillas y cañerías se deben reforzar con una membrana asfáltica. Recordemos que los geosintéticos de Tex Delta incorporan un geotextil adherido como protector de las acciones mecánicas. Dicha membrana asfáltica se afianza en todo el perímetro de encuentro mediante un revestimiento de techo y se sella. Una vez terminados las tareas de impermeabilización, se realizará una prueba hidráulica de 72 horas.

  1. Capa drenante y detalles de desagües

Sobre la capa del geosintético se coloca una capa de arcilla expandida entre 10 y 20 mm de diámetro y que hace de drenante del sistema. Con el objeto de asegurar la correcta conservación de los desagües pluviales y el sistema de drenaje, se incluye un borde de mampostería que eleva las mismas a una altura de 23 cm procurando no obstaculizar el drenaje lateral de la infiltración. La entrada del agua hasta la rejilla inferior se realiza a través de ladrillos huecos protegidos con un geotextil con el fin de evitar el paso de elementos que pudieran obstruir las cañerías. Sobre la capa de leca se coloca otra capa de geotextil cuyo objetivo es impedir el drenaje del sustrato y la introducción de raíces hasta la capa de leca y losa interior.

  1. Sustrato y sistema de riego

Sobre ésta última capa de geotextil, se colocan 15 cm de sustrato. A continuación, si se requiere en el proyecto, se instala un sistema de riego de goteo automatizado.

  1. Plantación de especies vegetales

En el caso de que se haya instalado y testeado el sistema de riego, se efectúa la plantación de especies vegetales. En este supuesto, cuanto antes se instalen las plantas mejor ya que es importante  que el sustrato pase el menor tiempo posible al descubierto.

Consideraciones

En el caso de que se pretenda instalar una cubierta o techo verde en un edificio ya existente y en funcionamiento, indicar que existe cierta complejidad del proyecto ya que, una vez se ha finalizado con la instalación del techo verde, pueden aparecer problemas derivados de infiltraciones de agua por techos. Asimismo, implica la manipulación y el traslado de una importante cantidad de tierra y especies vegetales.

Para más información, precios y modalidades de geosintéticos y geotextiles necesarios a instalar en un cubierta vegetal no dudes en contactar con nosotros en info@texdelta.com

 


  • 0
  • COMENTARIOS

SÍGUENOS

BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias.