EL BLOG DE TEXDELTA
Información sobre los geotextiles y tejidos técnicos para la construcción
23 / mayo

Geotextiles para muros de contención y taludes

Geotextiles para muros de contención y taludes, la utilización de geotextiles es más que recomendable ya que los beneficios que aportan son bastante numerosos.

Para la construcción de estos elementos podemos optar por tres geosintéticos diferentes: los geotextiles, las geomallas y las fibras de refuerzo.

Los geotextiles  colocados bajo la capa superior, evitarán la perdida de finos y áridos por agua de lluvia o subterránea. El geotextil está estabilizado frente a los rayos UV, aumentando sus características de resistencia y durabilidad frente a los daños provocados por las condiciones climáticas adversas. El geotextil tejido presenta un buen comportamiento frente a la degradación química en suelos ácidos y alcalinos, así como en suelos con soluciones salinas.

Ventajas:

  • Alta resistencia del material contra los daños durante la instalación
  • Mejora las propiedades mecánicas del suelo gracias a su resistencia a la tracción y a la perforación.

Soluciones:

  • Refuerzo y estabilización de suelos en la construcción de carreteras y autovías.
  • Refuerzo en la construcción de caminos temporales.
  • Refuerzo para el aumento de la estabilidad de terraplenes, taludes, muros verdes…
  • Sistemas de drenaje y conducción de aguas.

Funciones:

  • Separación de distintas capas de materiales permitiendo la filtración de agua entre ellas.
  • Aumenta la resistencia y la estabilidad de suelos en obras.
  • Gracias a su menor apertura de poro permite crear una capa de filtración evitando el paso de finos entre capas, evitando la erosión y degradación del suelo

Las geomallas son otro de los materiales que podemos utilizar para la construcción de taludes y muros de contención. Sus ventajas son:

  • Fácil instalación incluso en condiciones climáticas desfavorables.
  • Reducción del volumen en los movimientos de tierra.
  • Mantiene el aspecto natural en laderas.
  • Reduce significativamente la aparición de grietas en la superficie de los suelos reforzados.
  • Alta resistencia del material contra los daños durante la instalación.
  • Alta resistencia a la tracción.
  • Reduce significativamente el movimiento del suelo en la zona de instalación.
  • Mayor seguridad y estabilidad de taludes permitiendo filtración de agua y separación de capas de terreno.

Las fibras de refuerzo son utilizadas para constituir la mezcla de hormigón, cemento o concreto que se proyecta sobre taludes y laderas para evitar la erosión y el desprendimiento, aumentando su estabilidad y durabilidad.