8 / enero

Impermeabilización de muros enterrados con geosintéticos

En esta nueva publicación vamos a explicar la importancia de la impermeabilización de estructuras enterradas en edificación, concretamente en muros enterrados mediante geosintéticos. Impermeabilizar un muro enterrado en una edificación no es tarea fácil ya que existen elementos que pueden dificultar este proceso como es la ubicación del muro o los materiales empleados en el resto de la obra.

En esta nueva publicación vamos a explicar la importancia de la impermeabilización de estructuras enterradas en edificación, concretamente en muros enterrados mediante geosintéticos. Impermeabilizar un muro enterrado en una edificación no es tarea fácil ya que existen elementos que pueden dificultar este proceso como es la ubicación del muro o los materiales empleados en el resto de la obra.

En cuanto a los elementos que son utilizados para el resto de la obra, es importante destacar que normalmente son tratados con agua o sustancias agresivas que provocan humedades. Asimismo la composición de los materiales que conforman la obra presenta una composición química y porosidad que declinan en un incremento de humedad para el muro, provocando un deterioro en la estructura.

Diseñar correctamente la impermeabilización del muro enterrado es de vital importancia ya que evitará sorpresas futuras y la costosa intervención posterior para repararlo.

La tipología de humedades que pueden darse para este tipo de estructura son las siguientes:

  • Humedades de bajo nivel freático: se provocan por la falta de impermeabilidad que presentan los materiales con espacios vacíos en su interior. Son humedades creadas debido a la acción de la presión hidroestática.
  • Humedades de capilaridad: se producen a consecuencia de la ascensión del agua del terreno por medio de los materiales enterrados.
  • Humedades de filtración: son provocadas por la presión hidroestática, debido a la introducción en la superficie de agua
  • Humedades de condensación: se trata de la licuación del vapor de agua sobre los muros y cubiertas enterradas sometidas a distintas condiciones adversas.

El diseño de sistemas de impermeabilización para muros enterrados debe basarse sobre criterios de durabilidad la cuál ha de ser la misma para el muro enterramos con el que estamos trabajando ya que la ausencia de impermeabilización causaría daños prácticamente irreversibles. Alguno de los factores que afectan a la humedad del muro enterrado es la presencia y concentración de elementos químicos en el terreno y en la atmósfera, la presencia de agua subterránea o en forma de lluvia, la diferencia térmica entre el interior de la estructura y el exterior, fenómeno sísmico etc.

En Texdelta hemos desarrollado y fabricado diversos materiales geosintéticos aptos para impermeabilizar entre otras aplicaciones, muros enterrados. Se trata del GEOSINTÉTICO DLT DREN, un material formado por una lámina nodular (8mm de altura del nódulo) de Polietileno de Alta Intensidad (PEAD). El uso de este geosintético elimina la presión hidroestática, reduciendo el empuje y aumentando la impermeabilización.

Las ventajas que propone su utilización son la correcta ventilación entre el muro y el terreno, alta resistencia a la compresión y estabilidad, resistencia a los ácidos de humus y agentes químicos, evita la putrefacción, es respetuoso con el medio ambiente así como de rápida y sencilla instalación. Las aplicaciones más importantes son la capacidad de drenaje, la protección de la infraestructura y como no, la impermeabilización.

En este Post hemos focalizado en la impermeabilización de muros enterrados, pero el GEOSINTÉTICO DLT DREN tiene aplicación en otras áreas:

  • Soleras, muros, trasdosados o cubiertas  (mejora la impermeabilidad y drenaje)
  • Puede sustituir el hormigón ligero de las cimentaciones

Para más información, precios y modalidades de geosintéticos no dudes en contactar con nosotros en info@texdelta.com

contacto


  • 0
  • COMENTARIOS

SÍGUENOS

BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias.