26 / febrero

Instalación de Geomallas en taludes para evitar erosión

Los taludes son estructuras que por sus características ocasionan problemas tales como deslizamientos, meteorización, erosión o incluso, el hundimiento del mismo. Los taludes artificiales no presentan demasiados problemas de deslizamiento, ya que se tiene un total control de los materiales junto con sus propiedades para su construcción. Por contra, los taludes naturales presenta problemas existentes mayores, dados por las fallas del terreno, los tipos de suelos, la inclinación de su pendiente natural, la napa freática y el clima de la zona. Estos son algunos de los factores que intervienen en la erosión de los taludes:

Los taludes son estructuras que por sus características ocasionan problemas tales como deslizamientos, meteorización, erosión o incluso, el hundimiento del mismo. Los taludes artificiales no presentan demasiados problemas de deslizamiento, ya que se tiene un total control de los materiales junto con sus propiedades para su construcción. Por contra, los taludes naturales presenta problemas existentes mayores, dados por las fallas del terreno, los tipos de suelos, la inclinación de su pendiente natural, la napa freática y el clima de la zona. Estos son algunos de los factores que intervienen en la erosión de los taludes:

  • Aparición del agua por lluvia, subterránea y el de la escorrentía, por lo tanto es de vital importancia contemplar este factor desde el inicio de la construcción.
  • Inclinación del talud.
  • Escurrimiento sobre la superficie del terreno, origina que la cantidad de lluvia que cae no puede ser soportada por la capacidad de infiltración del terreno.
  • Número de surcos y torrentes que se forman
  • Coeficiente de escurrimiento
  • Porosidad, permeabilidad
  • Alternancia de estaciones: seca y lluviosa
  • Intensidad de la radiación solar
  • Fuertes vientos
  • Variación térmica

Para el diseño de las obras de control de la erosión de un talud es necesario realizar un análisis muy completo de las condiciones geológicas, geotécnicas, ambientales e hidrológicas para asegurarnos del comportamiento del talud una vez construido. La utilización de las geomallas para la estabilización de taludes es la solución más eficiente para evitar problemas causados por la erosión. Se conocen como mallas volumétricas o geomallas al material formado por tres mallas combinadas, la malla de polipropileno (PP), que actúa como base del conjunto, y las otras mallas de alta densidad (PEAD) forman su estructura tridimensional con sus ondulaciones. Actúa como filtro, es decir, deja pasar el agua pero no los finos de la capa superficial del suelo, evitando, de esta forma, el lavado de finos dificultando la acción de la erosión y, por otro lado potencia la formación de una cubierta vegetal. En Texdelta tenemos geomallas de primera calidad como por ejemple nuestra geomalla DLT DRAIN MESH, cuyas ventajas principales son:

  • Fácil instalación incluso en condiciones climatológicas adversas
  • Facilita el enraizamiento para la regeneración de especies vegetales
  • Permite el paso del agua mejorando la capacidad de infiltración y nutrientes
  • Disminución del impacto ambiental
  • Protección del talud en condiciones climáticas extremas como fuerte viento o altas temperaturas.

A continuación se detallan los pasos y recomendaciones para la correcta instalación de la geomalla DLT DRAIN MESH: instalación_geomalla_drain

  1. Antes de la colocación de la malla volumétrica, se deberán realizar unas acciones de acondicionamiento en las cuales se eliminarán los desniveles y las cárcavas que pudieran estas presentes en el talud
  2. La instalación del DLT DRAIN MESH se ejecutará desde la parte superior del talud
  3. Se dispondrá de una zanja para anclar la malla, a una distancia no menor a 1 metro del borde del talud, de 20 cm de ancho por 20 de profundidad.
  4. La malla volumétrica se fija en el interior de la zanja con piquetas de sujeción. A continuación, se rellenará la zanja compactándola para aumentar su resistencia.
  5. El número de anclajes en la zanja de sujeción de la malla volumétrica debe ser de 1 por m²
  6. Una vez colocada y asegurada la malla volumétrica en la zanja, debemos desenrollar el material sobre el talud siguiendo el sentido de bajada del talud.
  7. El material debe solaparse entre 10 y 20 cm entre rollos. Asimismo, debemos colocar piquetas de unión a una distancia de 1 metro. En el caso de solapes al final de un rollo y el inicio del siguiente, el solape debe ser de 100 cm y se debe reforzar con más piquetas de anclaje aumentando la densidad de estas a 2 por m².
  8. Una vez terminado el proceso de instalación de la geomalla DLT DRAIN MESH, debemos realizar un examen del estado de las piquetas de unión entre rollos.
  9. Una vez terminado el proceso de inspección del estado de las piquetas, ya se puede recubrir con sustrato o hidrosiembra para la regeneración de la cubierta vegetal del talud.

Para más información y precios sobre la geomalla DLT DRAIN MESH no dudes en contactar con nosotros en info@texdelta.com

boton3


  • 0
  • COMENTARIOS

SÍGUENOS

BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias.