18 / julio
malla de refuerzo para pavimento flexible

Mallas para el refuerzo del pavimento flexible

El pavimento es la base en disposición horizontal de cualquier tipo de construcción para recubrir el suelo y que esté firme y llano. Se dispone en forma de capas y su función principal es la de recibir cargas de tránsito en los estratos inferiores para que los usuarios no presenten problemas durante su uso. La segmentación de las distintas capas deriva de un motivo económico ya que en el momento en el que se determinan los espesores de las capas la finalidad es proporcionar el espesor mínimo aceptable que reduzca los esfuerzos sobre la capa inmediata inferior. De hecho el proceso productivo también es un factor determinante para la resistencia de las capas no dependiendo solamente de las capas del material.

El pavimento es la base en disposición horizontal de cualquier tipo de construcción para recubrir el suelo y que esté firme y llano. Se dispone en forma de capas y su función principal es la de recibir cargas de tránsito en los estratos inferiores para que los usuarios no presenten problemas durante su uso. La segmentación de las distintas capas deriva de un motivo económico ya que en el momento en el que se determinan los espesores de las capas la finalidad es proporcionar el espesor mínimo aceptable que reduzca los esfuerzos sobre la capa inmediata inferior. De hecho el proceso productivo también es un factor determinante para la resistencia de las capas no dependiendo solamente de las capas del material.

En este sentido, el pavimento flexible es un tipo de material normalmente tiene una duración de entre 10 a 15 años, con lo cual, es más económica, pero con la propia desventaja de utilizar un mantenimiento constante. Este tipo de superficie está formado esencialmente por la sub rasante, la sub base, la base y capa asfáltica o de asfalto. Por lo tanto, es susceptible a la aparición de grietas y baches. Con tal de prevenir este tipo de situaciones, se emplearán las mallas de refuerzo o geomallas como método de refuerzo de base. Este tipo de materiales para el refuerzo del pavimento se emplean desde más de treinta años en estructuras granulares de pavimentos flexibles a través del refuerzo de base, confinamiento o efecto de restricción lateral. En Tex Delta fabricamos mallas de refuerzo que evitan la aparición de problemas en los pavimentos flexibles.

Malla para el refuerzo del pavimento flexible

Es muy común que en los pavimentos flexibles aparezcan roturas superficiales de forma prematura ya que la capa base de la estructura se desplaza de forma lateral, lo cual se alejan las cargas de tránsito. En este aspecto, el empleo de las mallas para el refuerzo aumenta la vida útil del pavimento flexible contribuyendo además en la reducción de la capa base. Además, al incrementar la capacidad de soporte permite ahorrar costes a nivel de instalación como de traslado del material. La instalación de la malla de refuerzo queda de manera permanente comprimida dando como resultado un aumento en el módulo mecánico de la capa de base, lo cual se traduce en la mayor capacidad de soporte y distribución de esfuerzo así como menos deformaciones en el área de la sub rasante. El refuerzo del pavimento crear una barrera que controla la superficie inferior de la envolvente de la falla generada y la confía a la capa de la base granular, la cual obtiene una mayor resistencia que la sub rasante. La malla de refuerzo ofrece enorme refuerzo hacia la tensión ya que interactúa con el suelo y el mecanismo vertical resultante. La instalación de una o más capas de la malla de refuerzo dentro de la capa de base, origina la interacción por cortante entre el agregado y la propia geomalla, a medida que la base trata de desplazarse lateralmente. Consecuentemente, la carga por cortarte se transmite desde el agregado de la capa granular hasta la malla de refuerzo tensionándola. En este caso, el material de refuerzo para pavimentos flexibles, retrasa la aparición de la deformación por la tensión acumulada.

Es muy importante tener en cuenta que cuando se diseña el refuerzo de la estructura granular del pavimento flexible, debe tenerse en cuenta que las aperturas de la malla de refuerzo admitan una buena interacción con el suelo y a su vez haya baja deformación a través de la vida del pavimento y de forma repetitiva ante la formación de nuevas cargas dinámicas.

Ventajas de la instalación de mallas de refuerzo en pavimentos

El material, refuerza tres tipos de mecanismos:

Restricción del mecanismo lateral. Se refiere al confinamiento que restringe el desplazamiento del material granular ante la aplicación de la carga.

Incremento de la capacidad de soporte. En este supuesto, la malla de refuerzo hace de barrera controlando la superficie interior de la envolvente de falla de forma que la confina completamente a la capa de base granular, la cual ofrece más resistencia que la sub rasante.

Efecto de la membrana de tensión. Mejora la capacidad de districución vertical del esfuerzo resultante de la tensión ante una membrana deformada.

Refuerzo de confinamiento

Se trata del refuerzo de confinamiento a la aplicación de las geomallas en pavimentos flexibles, debido a la unión generada en la interacción del suelo granular de la capa de base con la malla de refuerzo.

Separación de capas

La instalación mallas de refuerzo para la separación de capas evita que los componentes de la base granular de un pavimento flexible se mezclen con el suelo de la sub rasante i se produzcan una deformación.

Para más información sobre el uso y precio de las geomallas de Texdelta no dudes en contactar con nosotros en info@texdelta.com


  • 0
  • COMENTARIOS
SÍGUENOS linkedin