19 / abril

Geocompuestos para impermeabilizar vertederos

La producción de residuos no deja de aumentar día tras día y es necesario buscar soluciones donde poder almacenarlos sin generar ningún tipo de riesgo ambiental. Los vertederos son una de los emplazamientos en los que se acumulan basuras en la mayor parte del mundo. Los miles de toneladas de residuos que se generan diariamente se trasladan hasta este tipo de emplazamientos y si no se mantienen como es debido, pueden llegar a generar serios problemas medioambientales. El problema de los vertederos ocurre cuando se dan reacciones químicas y biológicas entre los constituyentes de la materia orgánica e inorgánica, es decir, constituye un bioreactor que produce en diversas fases metano, dióxido de carbono y lixividaos. Estos productos tóxicos son arrastrados por el agua de lluvia contaminando la superficie del suelo, las aguas subterráneas y la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera. En la actualidad, la normativa obliga a construir un vertedero en ubicaciones concretas, un diseño específico así como el sellado y clausura. En definitiva, un vertedero, por su importancia y trascendencia para la salubridad pública, debe considerarse como un emplazamiento seguro a nivel sanitario, arquitectónico así como ambiental.

La producción de residuos no deja de aumentar día tras día y es necesario buscar soluciones donde poder almacenarlos sin generar ningún tipo de riesgo ambiental. Los vertederos son una de los emplazamientos en los que se acumulan basuras en la mayor parte del mundo. Los miles de toneladas de residuos que se generan diariamente se trasladan hasta este tipo de emplazamientos y si no se mantienen como es debido, pueden llegar a generar serios problemas medioambientales. El problema de los vertederos ocurre cuando se dan reacciones químicas y biológicas entre los constituyentes de la materia orgánica e inorgánica, es decir, constituye un bioreactor que produce en diversas fases metano, dióxido de carbono y lixividaos. Estos productos tóxicos son arrastrados por el agua de lluvia contaminando la superficie del suelo, las aguas subterráneas y la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera. En la actualidad, la normativa obliga a construir un vertedero en ubicaciones concretas, un diseño específico así como el sellado y clausura. En definitiva, un vertedero, por su importancia y trascendencia para la salubridad pública, debe considerarse como un emplazamiento seguro a nivel sanitario, arquitectónico así como ambiental.

Pero, a pesar de estos requerimientos, en la actualidad existen algunos que no cumplen con la normativa y por lo tanto pueden generar grandes problemas ambientales como:

  • Lixiviados. Se trata de un líquido muy tóxico provocado por la descomposición de los diferentes residuos dentro de un vertedero. El problema es que el agua de la lluvia puede arrastrar este elemento tóxico hasta llegar al suelo, el subsuelo, donde se encuentran bolsas de agua subterráneas y que finalmente llegue a personas y animales.
  • Creación de gas metano. Producido por la fermentación de la materia orgánica (ausencia de oxígeno) siendo uno de los principales causantes del efecto invernadero.
  • Falta de sostenibilidad medioambiental. Cuando los vertederos alcanzan una altura límite se deben buscar otros lugares donde construir uno nuevo. Pero esto puede suponer la destrucción de un ecosistema.

Con  el fin de evitar este tipo de problemas, utilizaremos los diferentes materiales pertenecientes de la familia de los geocompuestos. Se trata de materiales de drenaje de agua fabricado a partir de distintos materiales y que son principalmente utilizados para aliviar la presión hidrostática contra la impermeabilización y promover el drenaje. Con el fin de impermeabilizar adecuadamente los vertederos, en Tex Delta somos fabricantes de los siguientes materiales que asegurar la perdurabilidad aislante de los vertederos:

Material Geotextil. Se trata de fibras sintéticas de poliéster o polipropileno unidos mecánicamente a través de un proceso de agujeteado y que tienen las funciones de drenaje, filtración, refuerzo y protección en vertederos. Debido a su alta resistencia mecánica,  se recomienda para mejorar el rendimiento del vertedero. Cumplen con las funciones de filtración, sepracion, refuerzo y drenaje

Geotextil de bentonita. Si bien este material pertenece a la subfamilia de los geotextiles,  difiere en el sentido de su composición y y función. Está compuesto por dos geotextiles (uno tejido y otro no tejido) que encapsulan bentonita, un material arcilloso de origen volcánico que, en contacto con humedad tiene una alta capacidad de expansión y funcionando como  una solución altamente impermeabilizante al paso de los lixivianos. Por su parte el geotextil de polipropileno realiza las funciones de capa portante mientras que el no tejido como cubierta del  geocompuesto. La capacidad hidroexpansiva del material permite el sellado manteniendo todas sus propiedades impermeables frente a perforaciones accidentales. Su instalación es fácil aún en condiciones climáticas no favorables. Además presenta un excelente comportamiento en la colocación de pendientes.

Geomembranas. Se trata de láminas impermeables empleadas como barreras hidráulicas para los lixiviados de agua.  En el caso de la impermeabilización de vertederos, se utilizan geomembranas HDPE por su alta resistencia frente a los agentes químicos. Además, presenta alta capacidad de resistencia a la radiación solar y al impacto, es flexible y más rígido que el polietileno de baja intensidad.

Geocompuesto drenante. Este material tridimensional está compuesto por una geored biplanar de alta intensidad, con además un geotextil no tejido de polipropileno termofijado, adherido a una de las caras del mismo. El geocompuesto drenante se instala tanto en la formación del vaso como en el sellado del vertedero. Se encarga de drenar líquidos y gases aliviando tensiones sobre las superfícies que actúan de continente, evitando que den lugar a fugas. Se coloca en la formación del vaso entre dos láminas impermeabilizantes, funcionando como detector de fugas y recogiendo los lixiviados hacia una balsa de tratamientos, entre la capa de regularización y la lámina impermeabilizante.

Tipo de impermeabilizaciones en vertederos

 

Estos son los tipos de impermeabilizaciones aplicables a vertederos con geocompuestos para evitar la filtración de agentes contaminantes:

Impermeabilización del vaso acumulador de basura

Como se ha indicado, la construcción de un vertedero está sujeta a la normativa medioambiental de cada país, por lo tanto, queda a disposición del instalador de la barrera estanca, limitada a esta normativa y sostenida a las indicaciones de cada proyecto de obra. En la construcción de la barrera estanca del vaso acumulador, se utilizan, por debajo de la impermeabilización:

  • Red de detección de fugas y de control. Mediante la instalación de una red de drenaje de seguridad y de una red de sensores electromagnéticos para la detección de fugas de lixiviados.

 

impermeabilización vertedero

  • Capa de seguridad. Se empleará el uso de dos capas de geotextil que encapsulan material bentonita.

Tipos de geosintéticos para impermeabilziar un vertedero

 

  • Capa de protección. Se procede a la instalación de geotextiles como capa protectora contra efectos punzantes entre el suelo y la geomembrana, así como protección contra acciones mecánicas por parte de componentes rígidos adjuntos al suelo en el caso de que el elemento de seguridad bentonítico no se trata de un geosintético o no cumple la función de protección.

 

  • Capa impermeabilizante: colocación de membranas de polietileno PEAD de espesores variables. Dependiendo de las especificaciones del proyecto, se especifica el espesor de la geomembrana. En este caso, se coloca un geotextil por encima de la geomembrana frente a los efectos punzonantes frente la capa de grava, que en este caso hace de recubrimiento drenante. También, puede usarse un geocompuesto drenante que sustituya esta capa de gravas. Se trata pues de un compuesto formado por una red drenante y que se encuentra encapsulado por dos geotextiles.

 

capa impermeabilizante para vertederos

Impermeabilización del sellado del vertedero

Sellar un vertedero significa impedir la entrada de agua que proviene de las lluvias y que entren y se contaminen cuando se infiltran a través de la masa de residuos y se incrementa el volumen de lixiviados del interior del vaso del vertedero. En el momento de la construcción de la barrera estanca de la capa de sellado, se utiliza por debajo de la impermeabilización

Capa de drenaje o conductora de gases. Se emplea el uso de un geocompuesto de núcleo drenante de polietileno de alta densidad encapsulado entre dos geotextiles.

Capa de protección de la geomembrana. Se escogerá el geotextil más adecuado para proteger los efectos punzantes de la geomembrana.

Capa drenante del suelo vegetal. Se instala un geocompuesto drenante o capas de grava con función drenante y a continuación se coloca  el suelo vegetal con especies autóctonas para la recuperación ambiental y disminuir el impacto provocado.

Tipos de impermeabilización en base

A continuación, se muestras los tipos de impermeabilizaciones según la tipología de residuos

  1. Vertederos de residuos inertes

impermeabilización vertedero con geotextil

 

 

 

 

  1. Vertederos residuos no peligrosos

 

impermeabilización de vertederos con geotextiles

  1. Vertederos de residuos peligrosos

Tipos de sellados superiores

 

  1. Vertederos de residuos inertes

sellado de vertederos

  1. Vertederos de residuos no peligrosos

 

sellado de vertederos con geotextil

 

  1. Vertederos de residuos peligrosos

 impermeabilización de vertederos con geomembrana

 

Para más información sobre el uso de geocompuestos para el sellado de vertederos no dudes en contactar con nosotros en: info@texdelta.com

 


  • 0
  • COMENTARIOS
SÍGUENOS linkedin